Estructura de la baraja del Tarot

El Tarot es uno de los medios adivinatorios por excelencia en todo el mundo. Esta baraja de cartas es fácilmente reconocible por gran parte de las culturas.

Para una consulta personalizada con videntes y tarotistas, entra en: lasmejoresvidentes.es 

Si alguna vez has pensado comprar una baraja de Tarot ya te habrás dado cuenta que existen múltiples diseños. El más habitual es el Tarot Rider Waite, pero también existen otras iconografías como el Tarot Egipcio, el Tarot Gitano o el Tarot de las Hadas entre otros.

Independientemente de la baraja elegida para leer el Tarot, lo cierto es que ésta siempre sigue un mismo esquema. La baraja de Tarot está compuesta por un total de 78 cartas a las que denominamos Arcanos y en las que debemos diferenciar entre Arcanos Mayores y Menores.

Todo Tarot está compuesto por 22 Arcanos Mayores, se trata de 22 personajes arquetípicos que hacen referencia a las diferentes maneras de ser y actuar ante las diversas situaciones que van planteándose en la vida. Dentro de ellos encontramos cartas como el Mago, la Muerte, el Loco o el Sol entre otros.

El grueso de la baraja del Tarot está compuesto por los Arcanos Menores, un total de 56 cartas que se relacionan con los cuatro elementos y las cuatro funciones psicológicas del ser humano.

Los Arcanos Menores se dividen en cuatro palos: oros (tierra), espadas (aire), copas (agua) y bastos (fuego), de igual manera que una baraja de cartas tradicional, y cada uno de los palos se compone a su vez de catorce cartas que van desde el As hasta el 10.

La combinación de Arcanos Mayores y Menores en una tirada de Tarot nos sirve para responder a las dudas del consultante, para ello habrá que atender a factores como el orden en el que han aparecido las cartas e incluso a sí están en posición normal o invertida.

Recuerda que puedes consultar tu horóscopo gratis para conocer tu futuro.

 

Estructura de la baraja del Tarot
Vota este post!

Deja un comentario

Suscríbete y tendrás acceso a contenido exclusivo