Los lunares como elemento de adivinación

A lo largo de la Historia el ser humano ha utilizado fuentes muy diversas para intentar predecir su futuro. Así hemos ido viendo cómo el hombre ha leído su futuro en elementos ajenos a su cuerpo como las cartas del Tarot o las Runas, pero también como lo ha hecho a través de su propio cuerpo, como ocurre en la lectura de las líneas de la mano.

Además de la lectura de manos o Quiromancia, existen otros métodos de adivinación que usan partes de nuestro cuerpo, es lo que ocurre con la Melanomancia, una técnica de adivinación con mucha tradición que puede ayudarnos a conocer más sobre nuestra personalidad y sobre lo que nos depara nuestro futuro prestando atención a los lunares del cuerpo, especialmente a los que se encuentran en nuestra cara.

Los lunares en la frente, ya estén situados en la parte central, en el lado derecho o en el lado izquierdo, suelen ser propios de personas que maduran rápidamente y que están muy unidas a su entorno familiar. Estas personas son muy diplomáticas y suelen tener relaciones estables gracias a su capacidad para dialogar y solventar problemas.

Los lunares ubicados en la zona de las orejas están relacionados con la forma en que el individuo se desenvuelve en sociedad. Los lunares en la oreja izquierda hacen referencia a personas muy racionales y creativas, mientras que los lunares en la oreja derecha suelen ser propios de personas con una gran habilidad para los negocios y muy sociables.

Los lunares situados en la zona del pecho hacen referencia a personas de carácter muy fuerte para las que normalmente es difícil establecer relaciones amorosas o de amistad. Por su parte los lunares en la espalda suelen estar asociados a personas muy sociables y con gran confianza en sí mismos.

Los lunares como elemento de adivinación
Vota este post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete y tendrás acceso a contenido exclusivo